Tags

,

Cuando me quedé embarazada, los miedos era saber cuando tienen hambre, por qué lloran o similares. Ahora, conforme pasa el tiempo voy teniéndolo a otras cosas y una de ellas ya ha llegado.

Ha llegado el momento que no quería que llegara y es una invitación por parte de una amiga para quedarse a dormir en su casa el sábado.

Con cinco años…. todavía no me lo puedo creer. Estamos locos????

Esta es la invitación que les hizo llegar a mis sépoles una amiguita de clase. Una de las mejores amigas de mi Sépola les dio esta invitación que dice:

SABADO-JUGUETES-CENAR-PELUCHE-PELICULA-A DORMIR

Queda clara la intención verdad?

IMG_20170205_170810.jpg

Qué edad es buena para dejarlos a dormir en casa de un amigo? la verdad, que no lo se, supongo que dependerá también de la madurez del niño, pero lo que si seguro es, que con cinco años como tienen ahora, no.

Cuando llegue de nuevo el momento intentaré resolverlo como en esta ocasión. Lo primero que hice fue hablar con la madre de la “invitadora” para asegurarme que iba el tema en serio. Tras hablar con ella confirma que su hija le hace ilusión que vayan mis hijos a quedarse a dormir.

Lo primero fue decirles que no tienen edad para quedarse a dormir pero no sirvió de nada. Primer asalto perdido.

Como la madre esta embarazada les digo que no pueden ir porque la mama de la amiguita está embarazada y puede cansarse con los tres. Al día siguiente me dicen que su madre les ha dicho que no se cansa por estar embarazada y que quieren ir.

Segundo asalto perdido.

Al día siguiente vienen y dicen que se quieren quedar a comer y luego echarse la siesta.

A la tercera va la vencida. Reunión familiar los cuatro y acordamos explicarles que hay cosas que los papas no pueden autorizar que ocurran porque no tienen edad y esta es una de ellas. Al final, tras negociación, acordamos que van a quedarse por la mañana unas horitas y listo.

El día anterior, sépole dice que no quiere ir porque “seguro que juegan a cosas de chicas y voy a aburrirme”. La verdad que no le falta razón, así que, decido ofrecerle un plan alternativo y es irnos a las  pistas a jugar a fútbol y baloncesto.

Quedamos a las once y se presenta el siguiente obstáculo: decirle de manera habilidosa a la mama de la amiguita de sépola que yo no subo fotos de mis hijos a facebook por lo que le pido que si quiere subir alguna que saque a mi sépola de espaldas.

Ufffffffffffff… por suerte lo entiende.

Dos horas estuvo sépola en casa de su amiga jugando mientras sépole y yo estuvimos en una sesión de multideporte en el colegio.

Una gran mañana y un pasito mas CRECIENDO Y DECIDIENDO

Advertisements