Tags

, ,

Un cambio de empresa ha dado lugar a obligarme a dormir fuera de casa cada mes. Desde que tengo a mis sépoles solo una noche he dormido sin ellos por ocio. La gente me dice que tengo que dejarlos mas, que necesito mi espacio, mi tempo, que necesito salir y divertirme.
Consejos vendo que para mi no tengo.

Cuando necesito tomarme tiempo para mi, para tomarme un cafe con alguna amiga o irme a con mi marido, lo hago. Pero esto es como los duelos o como cuando una pareja deja la relación y uno de ellos empieza con otra persona…. no hay tiempo establecido para estas cosas.

Yo solo necesito estar con mis sépoles el máximo tiempo posible, necesito vivir la vida con ellos mientras me dejen y compartir experiencias y enseñanzas. ¿Que pasará cuando tenga la época en la que no quieran estar conmigo y con gran sépole? Pues ahi me cogeré de manera “obligada” tiempo para mi, para tomarme cafes o para salir de viaje.

Volviendo al principio de la entrada, la ultima vez que viajé a Barcelona por trabajo me pasó lo que cualquier padre o madre no le gustaría nunca que pasara.
Jueves de octubre y tormenta por España. Hablo por el wassap con mis sépoles y les digo que me esperen porque llego pronto a verlos y dormir abrazados en el sofá como siempre pero….. hay tormentas que hace que el avión llegue con retraso.
Al llegar a Alicante y encender el móvil tengo un Wassap de gran sépole que decía “no te sientas mal pero se han quedado durmiendo esperándote” y estas fotos.

Se habían quedado escondidos detrás del sofá durmiendo, esperándome dibujo en mano. Me quería morir, me saltaron las lágrimas y solo quería llegar y abrazarlos a pesar que estuvieran durmiendo.
Que dolor tan grande te pueden hacer sufrir los hijos de manera involuntaria. A la mañana siguiente me levanté temerosa que me pudieran echar en cara no haber llegado a tiempo pero no fue así.
Ese día estuve pensando en el PRECIO DEL TRABAJOS

Advertisements