Sépola: Mamá yo quiero ir al parque.

Sépole: y yo a la biblioteca.

Cuánt@s de nosotr@s con gemelos, mellizos  o dos hijos se encuentra en la situación que uno de nuestros hijos quiere hacer una cosa y otro, otra. Cuándo empezó a pasarme todo esto no sabía como resolverlo.

En primer lugar intentaba convencer  para que cediera mi hijo mas influenciable (no me parecía justo), luego probé por cada vez complacer a uno (olvidaba a quién complacía la vez anterior) y al final decidí que deberían ser ellos los que negociaran y se pusieran de acuerdo.

No recuerdo bien como le pusimos el nombre de “hacer piña”. El caso es, que cuando tenemos esta situación, que cada uno quiere hacer una cosa, les digo “Hacer piña” y pasa lo de la foto.pina

 

Se cogen por los hombros, se acercan y en voz baja hablan de quien cede o como solucionan esa situación ellos mismos. Cuando les escucho es sorprendente como razonan. A veces uno le dice al otro que la anterior vez le tocó a el ceder o, simplemente, nada mas ponerse a hacer piña uno le dice al otro de hacer su plan. Creo que lo importante es hacerles conscientes que, mientras no lleguen a una decisión, no haremos nada  y sobre todo hacerles responsables y conocedores que tienen que aprender a negociar y llegar a acuerdos y que, de vez en cuando, hay que ceder.

¿Por qué tengo que decidir yo algo que les corresponde a ellos? Tienen que aprender a ceder, a negociar, a llegar a cuerdos y no a tener que imponer siempre su punto de vista y esta es una primera manera para conseguirlo.

Así que………VENGA.. A HACER PIÑA

Advertisements