Tags

,

Hoy me preguntaba una mami amiga de un compi de colegio de mis sépoles como iba a gestionar el tema de regalos de Reyes y la verdad que no he sabido que contestarle.

Es difícil cuando todos quieren regalar (abuelos, primos, tios etccc) decirles que no o bien decirles que en lugar de juguetes les dejen ropa etccc ya que todos quieren comprarle algo “atractivo” para los peques y lógicamente un pantalón vaquero no lo es.

Viendo la Tv, el bombardeo ya empieza. Los niños ya tienen multitud de regalos para elegir que pedir en cada casa de las que habitualmente les dejan (abuelos, primos etccc)   pero esto conlleva bastantes cosas negativas. REYES 1

Recuerdo el año pasado que mis sépoles no hacían mas que abrir un regalo en una casa y ya querían ir a la otra sin fijarse bien en el regalo que tenían en la mano. Fui capaz de guardarles juguetes nuevos y que no se dieran cuenta.

Los niños no valoran nada de lo recibido porque no pueden dedicar a cada regalo el tiempo y la alegría que le corresponde. En esos días son “máquinas de abrir regalos” y no “niños disfrutando de los regalos obtenidos” y esto es porque son demasiados y normalmente todos muy grandes.

Cuántas veces he odio “le hacemos millones de regalos para que luego se entretengan con el papel” y es cierto. Al final, con aquel juguete, juego etc que menos parece que les vaya  a gustar o que mas cutre te parezca a ti como padre, es con el que mas emplean su tiempo.

Muchas veces, cometemos un gran error y es darle al niño algo que ni siquiera ha pedido. El otro día en la feria que le tocó un regalo a mi sépole tenía que elegir entre un estuche cutre de cars y un coche de carreras muy logrado. Él eligió el estuche cutre y lo utiliza mucho y yo le habría elegido el super coche.

Esto nos pasa estos días (Reyes, Papa Noel, cumpleaños etc) y es que nos piden un tambor y le traemos la batería completa o nos piden una muñeca de un escaparate que han visto que llora y le traemos la que llora, la que come y la que tose…..

Este año he decidido dedicar tiempo a ejercer de Rey Mago para que los regalos sean los justos, aprovechables y queridos por mis sépoles.

Desde aquí hago un llamamiento: Si alguien tienen alguna manera de gestionar el tema regalos eficazmente y no en un sin sentido como es ahora, que me lo diga para tenerlo en cuenta.

Advertisements