Tags

, ,

Cuanto camino nos queda por recorrer para dejar de pensar y dar por hecho lo que es de niños y lo que es de niñas.

Este fin de semana hemos estado en la feria montando a los cacharros (como se dice aquí) y vimos el típico puesto de patos, que van pasando y los niños los tienen que pescar con una caña.

patos

Decidimos pagarles esto en lugar de montar a otra cosa. Fue un ratito divertido en el que se esforzaban por coger un pato y puedo asegurar que no era tarea fácil.

Al terminar, hicimos el recuento y le dijimos a la chica del puesto los puntos obtenidos: 30 puntos mi sépoles y 40 mi sépola.

La chica se va detrás y saca una serie de juguetes que no están expuestos por ningún lado del puesto. El chiringuito estaba lleno de peluches de moda, de grandes juguetes etc. Cosas verdaderamente llamativas menos lo que no sacó (pero esto es otro tema).

Pues bien, a mi sépola le sacó un kit de cocinita (con cosas para cocinar y alimentos) y un kit de maquillaje (con ganchitos, un espejo, unos peines, unas brochas de maquillaje etc). De eso, tenia que elegir una cosa.

A mi sépoles le sacó un coche de carreras o un estuche de Cars con goma de borrar, lápiz y regla.

¿No habría sido mejor que hubiera sacado los juguetes correspondientes a 40 puntos o a 30 puntos del trasfondo del puesto en lugar de dar a elegir entre lo que ella presupone que querrán?

Es solo una muestra de todo lo que nos queda por recorrer y me incluyo. El otro día fuimos a una tienda de juguetes y me costaba horrores no decir “vamos a ver ahora los juguetes de chicas o vamos ahora a ver las cosas de chicos”. Hay que empezar a cambiar el lenguaje para que vayan cambiado los actos.

En uno de mis paseos por el pueblo, hace unos meses, mi sépola marchó con su carro gemelar y mi sépole con su moto azul. A la mitad del trayecto, en medio del pueblo, decidieron cambiárselo. Ella, iba toda vestida de rosa en una moto azul medio atropellando a los viandantes y el todo de azul con un carro gemelar rosa paseándolo para conseguir que se durmieran. No había mirada para la que pasaran desapercibidos.

A diario, intento no encasillar el género de cada uno con acIMG_20151109_232142titudes, colores, juguete, acciones etc pero es muy difícil ya que queda mucho por recorrer para que vayan LAS NIÑAS DE AZUL Y LOS NIÑOS DE ROSA.

Advertisements