Tags

,

Cuatro años, cuatro meses y  cinco días que mis sépoles se echan siesta. Esto es, toda la vida se han echado siesta. De lunes a viernes y fiestas de guardar. No han faltado a esta cita ni un solo día.

Ha llegado el colegio y con esto…………horror…………. dos días (ayer y hoy) que no se echan siesta.

Beneficios: su padre y yo podemos cenar tranquilos, se duermen rápido, puedo disponer de una tiempo marital con mi chico y la verdad, que mi salud mental lo agradece.

Perjuicios: estoy aterrada que los fines de semana no duerman siesta y por tanto no pueda dormirla yo.

Tengo que reconocer, que soy capaz de sacrificar vida social, es decir, soy capaz de no salir a comer sábados y domingos fuera de casa, con tal de dormir la siesta.

SI, NECESITO LA SIESTA LOS SÁBADOS, DOMINGOS Y FESTIVOS.

siesta

Ese momento de sofá, de no ponerte despertador, de que se te caiga la baba en el sofá, de dormirte empezando una película y te despiertes empezando otra diferente son momentos que no quiero perder.

Mañana es la prueba de fuego y espero salir vencedora.

En caso que no duerman, tengo un plan B: ponerles la TV (por mucho que me duela para asi yo mientras dormir un rato)

Ya veremos que me depara el futuro…..

SIESTA SI, SIESTA NO, THIS IS THE QUESTION

Advertisements