Mis chicos ya tienen amigos. Además cuando conocen a un niño nuevo automáticamente pasa a ser de su cartera de amigos y me dicen “mama he conocido hoy un amigo”, o “mama ven que te voy a decir quienes son mis amigos”.

Ahora que estamos mas tiempo jugando por la calle, cuando tenemos que irnos a cenar me dicen “mama somos los primeros de los amigos en irnos a casa”. Durante el día, lo pasan diciendo “¿vamos a salir a jugar con los amigos?” y todo el día se lo pasan con la palabra amigo en la boca.

Que bonito era cuando eras pequeño y tenías un montón de amigos y que bonito es cuando de mayor tienes pocos pero buenos.

Mis padres se preocupaban de con quién iba o con quién dejaba de ir y es lo mismo que me pasa a mi ahora.

He de decir, que igual hay gente que piensa que es pronto para ver las amistades, y aunque se que no puedo saber con qué amistades se juntarán, creo que van a ser listos en elegirlas.

Sobre todo en verano, que tengo mas tiempo para estar con ellos, me gusta observarlos como interactúan con otros niños y que se dicen y como se lo dicen. Me fijo tanto en como mis sépoles se dirigen a otros niños como otros niños a ellos y como resuelven conflictos. En la medida de lo posible, intento no meterme en sus riñas para que aprendan a desenvolverse y a gestionar los conflictos.

La verdad que en este sentido veo diferencia entre ellos. Mientras mi chico siempre está con niños, mi chica es mas independiente y gasta mas tiempo en estar ella sola, en mirar como juegan o simplemente en “ir a su bola”.

Este año, a diferencia del pasado, veo como ya comienzan a elegir sus amistades. Ya me dicen si quieren juntarse con uno u otro niño. Cuando me dicen que no quieren jugar con alguno siempre les pregunto el motivo y suele ser o porque pega o porque no comparte. De momento, esas son sus preocupaciones al elegir sus amistades o al querer o no jugar con algún niño.IMG_20150811_142817

El otro día, a mi niña, otra niña le dio una bofetada. Cómo sería que una señora le llamó la atención a esa niña. En esos momentos que tu hija viene y te lo dice, te dan ganas de sacar la loca que llevas dentro pero simplemente le explico a mi niña que no se pega. ¿Cuál es la consecuencia de esto?

Que mi niña ya no quiere juntarse con ella porque pega.

Ella dice que a ella le pegó pero que pega a más niños y por tanto no quiere jugar con ella (completamente lógico).

Los niños, igual que los mayores, filtran sus amistades, quieren estar rodeados de niños con los que juegan a gusto, con los que se divierten y no con niños que pegan, que les quitan los juguetes o que si les compran unos “jumpers” no los van a compartir.

Es increíble que con al edad que tienen ya vayan viendo que niños son AMISTADES PELIGROSAS y cuales no.

 

Advertisements