Tags

, ,

– ¿Sabes?, eres como un lunes

– ¿Por qué?

– Porque nadie te quiere

Con este cruel chiste empiezo mi entrada de hoy. Yo odiaba los lunes hasta este año. Los domingos en la noche intentaba quedarme viendo la televisión hasta tarde para que no acabara el domingo porque implicaba que comenzada el temido y poco querido lunes. El lunes en la mañana me levantaba arrastrando los pies y no se ni como de repente ya estaba en mi puesto de trabajo empezando el día.

Pero ahora es completamente diferente y ADORO LOS LUNES. Para mi, el lunes es uno de los mejores días de la semana porque hago cosas que no hago durante toda la semana.

–  Es el único día que recojo a mis peques del cole. Esa mañana cuando me dicen “¿mami quien me recoge hoy? puedo contestar: la mami y se ponen contentísimos.

–  Es el único día a la semana que estoy sola con ellos. Es el mejor momento. Podemos disfrutar solos, ver un cuento solos desarrollando un momento especial entre los tres.

paseo alone–   Es el único día que puedo dar un paseo por el pueblo sola con los dos o ir a un parque o a la biblioteca y me encanta.

–  En definitiva, es el día que lo dedicamos a cultivar un vínculo especial entre ellos y yo, intento que sea una tarde de confidencias en la que me cuenten que han hecho, de hacer cosas especiales como alguna manualidad solicitada por el colegio o cocinar juntos la cena. La diferencia con cualquier otro día  es que estamos los tres solamente.

Reconozco que a veces está la casa tan liada que tengo que dedicar un rato a ella cuando subimos del parque, pero, entre barrida y barrida me asomo a verlos como juegan, sobre todo a imitar a su padre y a mi o a su “seño” y puedo disfrutar simplemente viéndolos como desarrollan el juego y la imaginación.

Hoy hemos merendado un huevo frito que he hecho con ayuda de ellos, hemos revolcado las camas cantando por el hilo musical canciones de los payasos de la tele, mi chico se ha puesto la equipación al completo del Barcelona, mi chica se ha puesto una manta roja en la cabeza y yo he pasado la tarde con Messi y la Caperucita Roja. Además, ahora mientras escribía esta entrada, mi chica me ha pedido cortarle el flequillo a su muñeca Ángela porque ya no le gusta el flequillo (no he querido preguntar si el flequillo ya no le gustaba a mi chica o a Ángela directamente) y hemos cortado el flequillo.

A veces pienso que me gustaría tener mas tiempo por las tardes con ellos pero luego se que es mejor así porque no conseguiría hacer todo lo que hago los lunes los cinco días de la semana, así que, prefiero esta calidad de la tarde del lunes que tenerlos todas las tardes  y al final morir a ponerlos frente a un televisor que creo que sería lo que me pasaría.

terrazaEl resto de tardes que pasan con su padre, se que son igual de geniales que mis lunes porque cuando llego de trabajar están deseando contarme lo que han hecho juntos y también desarrollan una relación especial los tres solos. Aquí una muestra de como se lo pasan.

Han usado la terraza de pizarra (con dibujo del juego del tejo incluido).

Ahora entenderéis por que ADORO LOS LUNES y seguro que todos podemos encontrar una razón para valorar mas este día.

Disfrutar o sobrevivir los lunes depende de cada uno de nosotros.

Advertisements