Tags

, ,

Recuerdo como si fuera ayer cuando recogimos a las niños del hospital, tras un mes en la incubadora. Llegamos a casa y no sabíamos que hacer.

Durante el mes que estuvieron ingresados los mellis, yo cada día pedía un pañal usado por cada uno de ellos tanto de pipí como de popo. Los cogía y se los ponía al perro en su cama para que se familiarizara con ese olor.

El día que llegamos a casa los dejamos en el suelo en sus silletas grupo  0  y el perro inmediatamente se acercó. Es un golden, raza bastante tranquila (menos el mio jijiji), de tamaño grande y que suelta mucho pelo.
Desde que es pequeño, cuando comía, le metíamos la mano para que se acostumbrara y no se envalentonara. Esto ha librado de más de un bocado a mis mellis ya que le intentan quitar su comida cuando está comiendo.
Pues bien, como iba diciendo, los dejamos en el suelo y lo primero fue que mi perro, Deco, se acercara, los oliera,les diera un lameton y hasta hoy, tres años y medio después.

A mi no me importara que se les acercara, que el soltara pelo por toda la casa, eso es inmunizar a la fuerza. Puede haber gente que no lo entienda pero yo no tenía ningún inconveniente. Llegamos hasta a dormir los cinco en la cama de matrimonio, una noche solo, pero dormiros. Imaginar una cama con dos adultos, dos bebes y un perro enorme. En fin,,,en el momento, que esa noche noté que Deco se subía la cama lo mandé bajar, había sobrepeso. Por la mañana yo me levantaba a arreglarme mientras los niños dormían en la cama y cuando volvía, Deco se había subido a mi cama con los mellis y ahí tenía a los tres usurpando mi cama.
IMG_20150205_215742 (1)
En el momento que me quedé embarazada ya comenzamos a cambiar aquello que no íbamos a querer que pasar con los niños para que él con tiempo se acostumbrara y no relacionara que las prohibiciones llegaban por ellos. La verdad que solo le prohibimos el tema de subirse a la cama. Todo lo demas quedo igual. El sigue estando dentro de la casa, a pesar de tener patio, sigue teniendo su cama en el comedor, aunque se sale a dormir en el pasillo entre las dos puertas de las habitaciones de los niños (supongo que será por su papel protector), sigue viniéndose con nosotros a cualquier viaje y ya empezamos a hacer paseos todos juntos.
Hasta ahora era difícil irnos todo de paseo por tener que estar muy pendiente de el y de los niños pero ya me puedo permitir sacar a mi perro con mis mellis como se ve en la foto. Es un día de cole que su padre estaba de viaje y lo sacamos los tres antes de entrar en el cole a las nueve.
Considero muy positiva la CONVIVENCIA MASCOTAS-NIÑOS, les enseña a los niños límites, responsabilidad (sacarlo, ponerle agua etc). Es sacrificado, no voy a decir que no, pero recompensa.
¿¿¿¿Tienes experiencia con mascota??? ¿¿¿La cuentas???

Advertisements