Tags

, ,

Creo que todos los que pensábamos en ser padres algún día, en algún momento hemos dicho eso de “cuando sea padre…”.

Yo soy una de esas personas, y una premisa que me he repetido muchas veces es la de que cuando sea padre no dejaré que mis hijos vean mucho la televisión sino que los motivaré con diferentes alternativas.

La verdad que es un difícil conseguirlo pero hasta ahora, tras tres años de vida de mis chicos, lo estamos consiguiendo. Hemos pasado de esas familias que cuando entran en casa le dan al botón de la Tv para oir algo de fondo (cuando no teníamos niños) a no darle a ninguno o bien al de la radio para poner música. No es que lo haya preparado voluntariamente sino que ahora, echando la vista atrás y viendo mi día a día me doy cuenta de este cambio en mi vida y la de mi familia.

Los niños en ningún momento nos piden televisión pero es muy sacrificado. No digo que la tv sea mala puesto que hay canales que pueden ser muy constructivos y pueden enseñar mucho, solo opino que, en mi opinión, en estas edades no es el momento. Creo mas conveniente que aprendan jugando entre ellos y con nosotros.

Está claro que cuando llegamos de trabajar lo que menos nos apetece es ponernos a jugar con ellos, dia  tras dia, pero es cierto que considero que es muy necesario este tiempo en esta edad.

Jugamos al pañuelo, hacemos puzzles, jugamos a trabajar las actividades de la vida diaria como cocinar, tener la ropa, colocarla etc . para ellos es un juego y nosotros con ellos vamos organizando un poco la casa.

Los fines de semana ahora con el buen tiempo nos vamos a un campo que hay al lado de casa y ellos disfrutan viendo plantas, bichos, flores etccc. este fin de semana hemos cogido margaritas y hemos deshojado mientras decíamos la célebre frase de “me quiere, no me quiere”, hemos cogido hormigas que las hemos ido pasando de una  mano a otra.

Imagen

Como se nota la diferencia de chicos a chicas, mientras mi niño se ha estado pasando hormigas, mariquitas y demás naturaleza viva de una mano a otra y por el brazo, mi nena se ha dedicado a poner cara de asco al ver a su hermano y a coger flores para írnoslas regalando a su padre y a mi.

La verdad que mientras damos paseos por el monte se les ve atentos a cualquier pequeño estímulos ya sea visual como una pequeña mariquita de casi pisamos como auditivo al oir a los pájaros.

De momento y mientras podamos aguantarlo prefiero que tengan este contacto con la naturaleza en vivo, que se ensucien la ropa de sentarse en el suelo a ver bichos, que cojan millones de caracoles que luego dejen en casa y campen a sus anchas por las paredes y muebles, que se pasen de mano a mano mariquitas, que deshojen margaritas etcccc a que estén enfrente o mas bien pegados a la televisión.

CUANDO SEA MADRE…. me gustaría estimularles yo lo máximo posible dejando de lado la TV.

Advertisements